Punto 0

Apreté el botón del cronómetro. Punto cero. Zero. Comienzo. No hay pasado inventado, ni futuro prescrito. Sólo sabemos quién somos.

Quien soy.

Aprende arriesgando, jugando, jugándolo todo. Ponto zero. Cero sin cronómetro.

Hay cosas que salen bien. Sonrío.

Hace falta del EGO todo el tiempo. Somos eso. Soy. Pero al ego… ni un poco down, ni mucho high. To´ está bien… y las otras cosas, las que intento salgan bien, aturden, distraen, dar dolor o alegría pero no me eludo: sé bien – saiba você – tengo que comer y criar un hijo. Los hijos, nuestros.

Como leí hace unos días: “No existe persona que no esté trabando una batalla de vida o muerte.” Ese es el sentido: debajo de todas las máscaras, tras cada una de las verdades, la verdad misma y única: ES VIVIR. Cada gesto, sentimiento, gestión, sueño, ilusión: ES VIVIR.

Después viene el encuentro. Empezar de cero. Zerar.

Nadie, persona ninguna, tiene sus mapas dibujados en ningún papel, muro, estrella o almohada. Somos todos tan complejamente similares… y tan subjetivamente diferentes.

VIVIRSE es entonces jugárselo todo el tiempo todo. Sin el cronómetro, sin el tablero. Cero. Aprieto el botón, – saiba você – hay cosas que salen bien, y el resto, recomienzo.

Voy a comer. Tengo un hijo. Vivirme es el punto cero. Estoy en la pista…

Zero. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s