La nueva Patria y el retorno a casa

En menos de un mes volveré a Cuba. En estos últimos tres años sin la isla, mi vida dio un giro de aquellos que se esperan en toda vida boa. De repente, el mundo sin piso, ni paredes… mucho menos techo. Y yo vagando… el tiempo congelado en presente… la poesía de los actos y sus consecuencias… la felicidad y sus tristezas … inhalo, aguanto, suelto. Estou vivo.

En ese tiempo entendí – inevitablemente – que la Patria, la gran madre que abraza, ese barquito flotando en altamar,  el Escudo, el respeto a la bandera, los héroes y los villanos, no eran más que un cuento en tanta vida que había en mi corazón.

Delante de mí, emergiendo de profundas aguas, una isla-continente, surge un cuerpo blando y blancuzo, que hace sonidos por palabras y mayoría de las veces me hace sonreír : BENJAMÍN.

“Minha pátria é você!”

En poco tiempo estaré en La Habana, me quedaré – como pocos consiguen –  por tres meses (jejeje). Menos tiempo sería una pérdida de tiempo, una fantasía, tipo un ensueño.

Entonces tranqué el dominó: hice las paces con mi rutina, intenté acuerdos para volver a mis proyectos cuando regrese – obviamente sin una definición -, direccioné contratos amigos para vivir en algunas casas de amigos a mi regreso. El pasaje, carisísimo, lo pagué casi todo con los direitos de Gizamundo, mi primera publicación en portugués. Benjamín viajará los últimos días de diciembre con su mamá… y La Habana se rendirá a sus pies.

Estoy preparando una fiesta para que los amigos ayuden a viajar… mi Brasil y yo!

Es difícil escribir lo que vendrá, digo más, es un alto riesgo de postular las palabras del futuro como quien dicta veredas y funde el destino. Prefiero destilar el aliento cuando respire aquel aire que mi cuerpo conoce… ¿cuáles serán las palabras que mis ojos descubran? ¿cuáles las preguntas que escucharé a mi paso? ¿cuál es el significado de la nostalgia? ¿del olvido? ¿cómo seré yo, nuevamente yo, otro?

Nuevamente… eu!

Anuncios

Un pensamiento en “La nueva Patria y el retorno a casa

  1. Mucha suerte y buena vida por el barrio. Estoy segura que ese viaje de recargará de amor familiar y te llenará de nuevas historias. Saludos a tu familia y a la querida cuadra de La Sola.
    Beso grande. Lena

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s